SHARE

NEW BERN (ETATS-UNIS) (AFP) – 

Aún bajo lluvia y sin electricidad, los residentes de New Bern, en Carolina del Norte, comienzan la reconstrucción tras la devastadora inundación causada por el huracán Florence.

En la confluencia de los ríos Neuse y Trent, donde muchos cientos de personas fueron rescatadas, guardias nacionales uniformados patrullan la zona para hacer llegar asistencia.

“¿Necesitan algo?”, pregunta uno. “Electricidad”, responde una cansada joven.

Clint Hawkins y Jenny Baras aceptan comida y agua. Nunca imaginaron vivir tamaña “pesadilla” cuando se fueron a vivir a Carolina del Norte desde Nueva York.

“Es nuestro primer huracán. El viento fue bastante fuerte, algunas ramas cayeron. Pero estamos muy afectados por la inundación. El agua empezó a subir aún antes de que llegara el huracán”, rememora Baras.

Toma su teléfono y enseña fotos tomadas el día antes: “¿Ve ese auto rojo ahí. Estuvo totalmente cubierto de agua”, recuerda.

Restos de cosas están esparcidas en el jardín de su modesta casa de ladrillos. Vecinos dejaron colchones y sofás mojados en la acera, pero la joven pareja tuvo tiempo de subir a la planta alta antes de que el agua llegase.

“Ahora esperamos que vuelva la electricidad para hacer una profunda limpieza”, explica

Article source: https://www.france24.com/es/20180916-una-ciudad-alcanzada-por-florence-ya-sale-de-la-tormenta
Relojes Suizos | Relojeria Suiza

NO COMMENTS